Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Operas

Comienza el contenido principal

Norma

Vincenzo Bellini

  • 08 dic 2011 20:00 horas ju
  • 11 dic 2011 20:00 horas do
  • 14 dic 2011 20:00 horas mi
  • 17 dic 2011 20:00 horas

La Ópera

Musicalmente Norma se caracteriza por sus melodías largas, dramáticas, muy ornamentales e intensamente emocionales


Tras La sonnambula, Bellini cambia de registro y acude a la tragedia. Norma pone de manifiesto las excepcionales dotes teatrales del compositor para explorar las profundidades del drama romántico. La figura de Norma ocupa un lugar destacado entre los grandes personajes femeninos de la historia de la ópera. Los antecedentes de la heroína belliniana los encontramos en las óperas Medea de Cherubini (1797) y en La Vestale (1807) de Spontini, la primera desarrolla el tema del infanticidio como venganza y la segunda el de la sacerdotisa que rompe sus votos.

Norma con música de Vicenzo Bellini se estrenó el 26 de diciembre de 1831 en el Teatro alla Scala de Milán. Felice Romani –autor del libreto- realizó profundas modificaciones respecto a la tragedia de Soumet. En ésta, Norma daba muerte a sus hijos. Los modelos de Soumet fueron las figuras mitológicas de Niobe y Medea, así como Lady Macbeth de Shakespeare y la sacerdotisa de los druidas Velléda, del poema épico de Chateaubriand Les martyrs ou Le Triomphe de la religion chrétienne. Felice Romani enriqueció este mundo femenino, de por sí complejo, con dos aspectos importantes: el amor de la protagonista hacia Pollione y sus hijos. Norma es una mujer de sentimientos profundos y contradictorios: suma sacerdotisa y madre, amante abandonada y rival vengativa, todo en una misma persona. Su trágico final es consecuencia inevitable de sus conflictos emocionales y de la incompatibilidad entre voto religioso, deber para con su pueblo y amor no correspondido. Su muerte no es un autocastigo sino una solución catártica a sus conflictos internos.

Musicalmente Norma se caracteriza por sus melodías largas, dramáticas, muy ornamentales e intensamente emocionales. Entre los fragmentos inolvidables de esta ópera, quizás sea Casta diva el aria más conocida de soprano de toda la historia de la música. En el pasado siglo, María Callas alcanzó niveles estratosféricos y metafísicos interpretando a la suma sacerdotisa de los druidas.

La ópera tiene también una lectura política, el sumo sacerdote Oroveso que espera la señal divina para la rebelión contra los romanos, es un predecesor de los profetas, conquistadores y libertadores de Verdi en la década del “Risorgimiento”. Los coros de la ópera tampoco son puramente decorativos, sino que retratan a un pueblo que reivindica la libertad en la Italia de la década de 1830. Por otra parte el interés del compositor no solo se centraba en cuestiones puramente políticas, sino en la expresión de un anhelo de libertad tanto individual como colectivo, así como una vida exenta de prohibiciones y reglamentos, con todos los peligros y tribulaciones que ello conlleva. Desde su estreno milanés, Norma de Bellini ha conquistado los escenarios de todo el mundo.
 

REPARTO

Pollione

Aquiles Machado

Oroveso

Carlo Colombara

Norma

Sondra Radvanovsky

Adalgisa

Dolora Zajick

Clotilde

Maribel Ortega

Flavio

Jon Plazaola

Dirección musical

Roberto Tolomelli

Disposición y movimiento escénicos

Susana Gómez

Espacio escénico

Antonio López

Iluminación

Alfonso Malanda

Vestuario

Gabriela Salaverri

Dirección del coro

Patxi Aizpiri

Música de Vincenzo Bellini (Catania, 1801- Puteaux, 1835).

Libreto de Felice Romani, basado en Norma ou L´infanticide de Louis Alexandre Soumet.

Tragedia lirica en dos actos. Estrenada en el Teatro alla Scala de Milán el 26 de diciembre de 1831.

Versión semiescenificada.

GALERÍA

118-NORMA-Oviedo-Diciembre 2011
106-NORMA-Oviedo-Diciembre 2011
085-NORMA-Oviedo-Diciembre 2011
077-NORMA-Oviedo-Diciembre 2011
058-NORMA-Oviedo-Diciembre 2011
004-NORMA-Oviedo-Diciembre 2011

Fin del contenido principal