Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Operas

Comienza el contenido principal

Peter Grimes

Benjamin Britten

  • 29 ene 2012 18:00 horas do
  • 31 ene 2012 20:00 horas ma
  • 02 feb 2012 20:00 horas ju
  • 04 feb 2012 20:00 horas

La Ópera

En la narración de Crabbe, Peter Grimes, es un ser moralmente abyecto que maltrata a su padre y se dedica a robar

Peter Grimes (1944-1945) fue la primera ópera inglesa, que tras Dido and Aeneas de Purcell, llegó a formar parte del repertorio internacional. Britten no pudo basarse para su composición en ninguna tradición anterior. El compositor inglés creó, apoyándose en su talento e inspiración, la ópera moderna inglesa. Peter Grimes, la obra que hizo renacer la escuela británica tras casi tres siglos de silencio, nació en Estados Unidos. Britten se alejó de Inglaterra debido a sus ideas políticas. Como socialista temía el ascenso del fascismo en Europa. Como pacifista, no estaba cómodo en un país a punto de declarar la guerra a la Alemania nazi y tampoco era cómodo vivir su homosexualidad en una Inglaterra que se había apartado muy poco de los estrictos códigos morales victorianos. A comienzos de 1939, el colaborador de Britten, W.H. Auden, se trasladó a América con su compañero, el escritor Christopher Isherwood. Ellos animaron a Britten a que los siguiese. Meses después Britten y Peter Pears atravesaron el Atlántico. Una vez establecidos en América, Britten y Pears encontraron un artículo de E.M. Forster sobre el poeta George Crabbe quien, a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX, narró y criticó la vida en su Aldeburgh natal. El lenguaje evocador, los personajes realistas y la crítica social de Crabbe, cautivaron a Britten. De vuelta a Inglaterra, Britten y Pears esbozarían el escenario de una ópera basada en el poema épico de Crabbe, “The Borough”. Así nació Peter Grimes.

En la narración de Crabbe, Peter Grimes, es un ser moralmente abyecto que maltrata a su padre y se dedica a robar, jugar a las cartas y abusar sádicamente de niños que busca en casas de caridad. Tres aprendices mueren bajo su tutela en extrañas circunstancias. Crabbe deja claro en su poema que el pueblo, es en parte culpable. Pues aunque rechazan a Grimes, no hacen nada por salvar a los niños. Finalmente, el pescador, es sentenciado a trabajar solo. Acosado por los fantasmas de la locura, finalmente despierta la compasión de la comunidad que alguna vez lo condenara.

Britten y Pears, sin embargo, imaginaron a Grimes no como un criminal malvado, sino como un individuo perseguido por el pueblo y finalmente obligado al suicidio. El tema del individuo perseguido por la muchedumbre puede leerse como una alegoría de la condición de los homosexuales en una sociedad hostil. De forma reveladora, Grimes no posee un carácter simpático; se nos insta a mirarnos a nosotros mismos, no a él, sino a la desagradable multitud que persigue maquinalmente a los extraños sobre la base de la sospecha y la falta de información, lo cual desencadena una hiriente catarsis al final de la tragedia. Peter Grimes no consigue integrarse plenamente en el círculo cerrado de El burgo. Pese a estar rodeado de seductores, adictos al láudano y prostitutas.

En la ópera de Britten, Grimes sigue siendo un personaje marginal, pero al mismo tiempo, es verdugo y víctima en una sociedad hostil e inculta. El otro gran protagonista de la ópera de Britten es el mar. Sin embargo, el mar de Peter Grimes es completamente diferente del deslumbrante prodigio marino de Debussy. El mar de la costa inglesa es brumoso y amenazante. Con este elemento funesto los ciudadanos no quieren tener nada que ver. Como consecuencia, rechazan, tanto en la naturaleza como en la sociedad humana, todo lo inclasificable, lo incómodo, lo anómalo, rasgos que Peter Grimes posee en grado sumo. La última opción para Peter Grimes es el mar. El mundo de los hombres empuja al marginado hacia la naturaleza, que lo toma, indiferente, para sí.

La sociedad que condena al pescador, con su visión pacata e hipócrita hacia lo diferente es responsable de la muerte de Peter y de sus aprendices. La ópera se estrenó en el Teatro Sadler´s Wells de Londres, el 7 de junio de 1945. Desde entonces se la considera como una de las obras capitales del siglo XX.

 

REPARTO

Peter Grimes

Stuart Skelton

Ellen Orford

Judith Howarth

Capitán Balstrode

Peter Sidhom

Auntie

Rebecca de Pont Davies

Primera sobrina

Gillian Ramm

Segunda sobrina

Tineke Van Ingelgem

Bob Boles

Michael Colvin

Swallow

Matthew Best

Mrs. Sedley

Carole Wilson

Rev. Horace Adams

Philip Sheffield

Ned Keene

Leigh Melrose

Dirección musical

Corrado Rovaris

Dirección de escena

David Alden

Diseño de escenografía

Paul Steinberg

Diseño de vestuario

Brigitte Reiffenstuel

Diseño de iluminación

Adam Silverman

Coreografía

Maxine Braham

Dirección del Coro

Patxi Aizpiri

Música de Benjamin Britten (Lowestoft, 1913 – Aldeburgh, 1976)

Libreto de Montagu Slater, basado en un poema de George Crabbe.

Ópera en un prólogo y tres actos. (Op. 33) Estrenada en The Sadler´s Wells Theatre de Londres el 7 de junio de 1945.

Nueva producción de la Ópera de Oviedo en coproducción con la English National Opera y De Vlaamse Opera.

GALERÍA

051-PETER GRIMES-Oviedo-Enero 2012
082-PETER GRIMES-Oviedo-Enero 2012
089-PETER GRIMES-Oviedo-Enero 2012
121-PETER GRIMES-Oviedo-Enero 2012
126-PETER GRIMES-Oviedo-Enero 2012
129-PETER GRIMES-Oviedo-Enero 2012
139-PETER GRIMES-Oviedo-Enero 2012

Fin del contenido principal