Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Operas

Comienza el contenido principal

Tristán e Isolda

Richard Wagner

  • 27 ene 2011 19:00 horas ju
  • 30 ene 2011 18:00 horas do
  • 02 feb 2011 19:00 horas mi
  • 05 feb 2011 19:00 horas

La Ópera

Un canto de amor y muerte inspirado en la ensoñación romántica que Wagner sintió por Mathilde Wesendonk

Tristán e Isolda es un inmenso poema lírico –Thomas Mann lo definió como el más hermoso poema de amor jamás escrito- un canto de amor y muerte inspirado en la ensoñación romántica que Wagner sintió por Mathilde Wesendonk, la mujer de su adinerado protector suizo, Otto Wesendonk.

El libreto basado en una antigua leyenda celta refundida en el siglo XIII por Gottfried von Strassburg narra el amor fatal surgido entre Tristán e Isolda y que tiene como marco el furioso mar de Finisterre. Un amor evidentemente apasionado, ilegítimo, un amor hecho de renuncias, doloroso y destructor, angustiado, con goces y delicias incomparables, un amor que nadie puede romper, más fuerte que el honor y la propia muerte.

Un amor que Wagner plasmó en una acción en tres actos: el primero en el oscuro y sombrío mar de Irlanda, donde se revelan su amor Tristán e Isolda. El segundo en los jardines del Castillo del rey Marke, donde enajenados por el sentimiento amoroso, los amantes entran en una suerte de trance místico que les lleva a rechazar la mentira que representa el día, un falso reino de ilusiones frente a la verdadera vida que representa la noche, reino de la unión eterna. El tercero se desarrolla en la Bretaña francesa, ante el mar, el mar vacío de la espera y de la angustia existencial.

Este drama lírico rondaba por la cabeza del compositor desde los tiempos de Dresde. Wagner sin embargo había dedicado los primeros años de la década de 1850 a escribir el texto de La Tetralogía. Pero debido a razones prácticas (la necesidad de escribir una obra de dimensiones más reducidas, que pudiese ser representada más fácilmente) y personales (la necesidad de sublimar este amor por el arte) le hicieron abandonar todos sus empeños y consagrarse exclusivamente a esta ópera.

El libreto escrito como siempre por el propio compositor recrea el mito celta depurándolo al máximo y dándole un significado personal al filtro de amor que se convierte aquí, en el revelador de una pasión amorosa ya existente.

En 1854, año en el que comienza los primeros esbozos del Tristán, Wagner acababa de leer El mundo como voluntad y representación de Schopenhauer y el Bhâgavad Gita hindú. Estas lecturas impregnaron a Wagner de una visión del universo pesimista. Para Schopenhauer el mundo era el resultado de un conjunto de fuerzas oscuras que conducen a la disolución y la muerte. En la ópera queda reflejado en la negación de la voluntad de vivir de la pareja protagonista.

Por otra parte la glorificación de la noche en Tristan und Isolde, es una de las características del romanticismo alemán muy presente en la obra Tristan de August von Planten, en Lucinda de Friedrich von Schlegel y en los Himnos a la noche de Novalis.

Con el Tristán wagneriano, el drama musical alemán alcanza una de las cumbres de la civilización europea occidental. El famoso acorde con el que comienza la obertura del acto I creó las bases de la armonía moderna, abriendo un panorama desconocido hasta entonces. Asimismo la partitura se caracteriza por una riquísima paleta cromática llevada hasta el mismísimo borde de la atonalidad y por la creación de la melodía infinita. Esta se repite entretejida de motivos que aparecen y desaparecen, y que es, a la vez, siempre la misma y siempre diferente. Esta tensión armónica se resuelve cuando acaba la ópera, para expresar el momento mismo de la muerte de Isolda y su vuelta de nuevo a la unidad originaria.

El preludio, el dúo de amor del segundo acto y la muerte de Isolda son posiblemente los puntos culminantes de esta maravillosa partitura. Tristan und Isolde es sin lugar a dudas la ópera que pone fin al romanticismo alemán y abre las puertas a toda la música del porvenir.

REPARTO

Tristan

Robert Dean-Smith

Rey Marke

Felipe Bou

Isolde

Elisabete Matos

Kurwenal

Gerd Grochowski

Melot

Javier Galán

Brangäne

Petra Lang

Un pastor/La voz de un joven marinero

Juan Antonio Sanabria

Un timonel

Jorge Rodríguez-Norton

Dirección musical

Guillermo García Calvo

Dirección de escena

Alfred Kirchner

Diseño de escenografía y vestuario

María Elena Amos

Diseño de iluminación

Eduardo Bravo

Director del coro

Patxi Aizpiri

Música de Richard Wagner (Leipzig, 1813 - Venecia, 1883).

Libreto de Richard Wagner, basado en una antigua leyenda celta refundida en el siglo XIII por Gottfried von Strassburg.

Drama musical en tres actos. Estrenado en el Real Teatro Nacional de la Corte de Múnich el 10 de junio de 1865.

Producción de la Ópera de Oviedo.

GALERÍA

014-TRISTAN UND ISOLDE-Oviedo-Enero y Febrero 2011
041-TRISTAN UND ISOLDE-Oviedo-Enero y Febrero 2011
064-TRISTAN UND ISOLDE-Oviedo-Enero y Febrero 2011
066-TRISTAN UND ISOLDE-Oviedo-Enero y Febrero 2011
085-TRISTAN UND ISOLDE-Oviedo-Enero y Febrero 2011

Fin del contenido principal