Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Actualidad

Menú secundario Fin del menú secundario

Comienza el contenido principal

Un elenco que hará historia

María Katzarava, José Bros y Àngel Òdena forman parte del reparto de grandes voces que este domingo 13 interpretará la obra inacabada de Donizetti, El Duque de Alba. No se escucha en un teatro español desde 1887.

07 de diciembre de 2015 - 01:00h. General

“Il duca d’Alba” es una ópera inacabada en la que Donizetti trabajó entre abril y octubre de 1839. Destinada a la “Grand-Opéra” de París, se titulaba “Le duc d’Albe” y se basaba en un libreto de Eugène Scribe y Charles Duveyrier. Donizetti compuso casi íntegros los dos primeros actos, la parte vocal y también la orquestación, y realizó esbozos de las líneas melódicas de los dos últimos. En octubre de 1839 abandonaba “Le duc d’Alba” para dedicarse a “L’ange de Nisida”, que acabó siendo “La favorite”, y “La fille du régiment”.

Quince años más tarde, Scribe ofrecería una versión modificada del libreto a Verdi que, ignorando la obra inacabada de Donizetti,utilizó gran parte de los mismos versos para “Les vêpres siciliennes”. Resulta apasionante comprobar cómo una misma situación dramática y con idéntico texto producía música parecida en dos compositores tan singulares como Donizetti y Verdi. Esto se refleja concretamente en el aria de la soprano con el coro en el primer acto, en el dúo de tenor y barítono y en el aria de este último.

El manuscrito volvió a interesar en 1881 cuando la editora Giovannina Lucca, a la sazón rival de la casa Ricordi, compró la partitura. Lucca consiguió la complicidad de tres músicos de prestigio, Antonio Bazzini, Cesare Dominiceti y Amilcare Ponchielli, los tres enseñantes en el Conservatorio de Milán, que consideraron la posibilidad de completar la ópera, trabajo que fue confiado a Matteo Salvi, discípulo de Donizetti

El estreno se produjo en el teatro Apollo de Roma el 22 de marzo de 1882 con el divo tenor navarro Julián Gayarre y el barítono Leone Giraldonicomo protagonista con un grandísimo éxito. Se estrenó más tarde en Nápoles, Bérgamo, Turín, Malta y Barcelona. El Liceu conoció “Il duca d’Alba” en 1882 con el divo Roberto Stagno. El Real de Madrid en 1887 con Gayarre, con una únicarepresentación.

La Ópera de Oviedo presenta ahora “Il duca d’Alba” en la versión de Salvi de 1882, única que ha estado disponible y única representada durante ciento treinta años.

Fin del contenido principal