Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Actualidad

Menú secundario Fin del menú secundario

Comienza el contenido principal

La temporada se despide con La bohème

La música de Puccini cierra un ciclo que superará los 30.000 espectadores.

26 de enero de 2016 - 01:00h. General

Puccini, en el cénit de su carrera, escribió este canto a la vida, a la amistad y al amor. Y la Ópera de Oviedo, en el cénit de su 68 Temporada, presenta la reposición de una de las producciones propias que mayor éxito han cosechado en las tablas del Campoamor. La Bohème, bajo el envoltorio creativo de Emilio Sagi y la batuta de Marzio Conti, acompañado en el foso por la Oviedo Filarmonía.   

Las novedades en esta ocasión vendrán de mano del elenco, fundamentalmente italiano, con el debut en Oviedo de varios cantantes, caso del tenor Giorgio Berrugi, en el papel de Rodolfo; la soprano Erika Grimaldi, que dará voz a Mimì, y el bajo Andrea Mastroni, que interpretará a Colline. Los tres son actualmente protagonistas de una carrera que promete no defraudar al público ovetense. Para esta Bohème, vuelve a Oviedo tras su Rosina de El Barbero de Sevilla Carmen Romeu, Premio Campoamor Cantante Revelación 2013, que interpretará a Musetta, y Damiano Salerno, tras si gran éxito en la función joven de Nabucco de octubre.

También habrá novedades en la escenografía, que Emilio Sagi ha actualizado, sobre todo en lo que refiere a vestuario, que ha acercado temporalmente hasta situarlo a mediados de la década de 1970, renunciando a trajes de época que resultarían «cursis». En la presentación del título esta semana, Sagi contaba que esta ópera protagonizada por «gente joven, rebelde, personas que viven en la miseria pero que son enormemente felices». Emociones que a él tampoco le son ajenas, porque él mismo las ha vivido en carne propia. «Lo que tenemos que trasladar es una cosa terrible: la emoción de ver morirse a una persona en plena luz, en plena vida, comida por una enfermedad horrible, algo que yo mismo he sufrido». Y, al mismo tiempo, reflejando el ímpetu arrollador de la juventud: «Me acuerdo de cuando yo vivía en Londres. No teníamos un duro, pero, cuando ganábamos algo, íbamos a tomar el té al Ritz y luego, a lo mejor, no comíamos en dos días».

Por su parte, el director musical del título, Marzio Conti, reconoció que «La bohème es un trabajo enorme» que entraña una gran complejidad en algunos casos, como en el acto segundo". El director apeló a las tres semanas de trabajo y ensayos con los intérpretes, músicos y coros para superarlos.

Cinco funciones de La Bohème (31 enero, 2, 4, 6 de febrero), una de ellas de reparto joven (viernes 5 de febrero), darán por concluida la LXVIII temporada de Ópera de Oviedo, un ciclo en el que, por cierto, la obra más representada es la del grupo de amigos bohemios de Puccini, que ya suma 31 funciones.

Personas e intérpretes

  • Rodolfo: Giorgio Berrugi/Francisco Corujo 
  • Schaunard: Manel Esteve 
  • Benoît/Alcindoro: Miguel Sola 
  • Mimì: Erika Grimaldi/Vanessa Navarro 
  • Marcello: Damiano Salerno/Carlos Daza 
  • Colline: Andrea Mastroni/David Cervera
  • Musetta: Carmen Romeu/Sandra Pastrana 
  • Dirección musical: Marzio Conti
  • Dirección de escena: Emilio Sagi
  • Diseño de escenografía: Julio Galán
  • Diseño de vestuario: Pepa Ojanguren 
  • Iluminación: Eduardo Bravo
  • Dirección del coro: Enrique Rueda

Orquesta Oviedo Filarmonía
Coro de la Ópera de Oviedo

Fin del contenido principal