Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Conócenos - La Ópera en Oviedo

Comienza el contenido principal

La historia operística en Oviedo se remonta a la Casa de Comedias de El Fontán en el siglo XVII. El primitivo edificio, reformado en el siglo XIX, mantuvo la actividad lírica de la ciudad hasta finales de siglo. En 1876 surgió una iniciativa municipal para proyectar un nuevo teatro.El coliseo se inauguró el 17 de septiembre de 1892 y pasó a denominarse Teatro Campoamor en homenaje al poeta y dramaturgo asturiano D. Ramón de Campoamor.

Esta primera etapa se prolongó hasta 1934. Durante esta época se estrenaron óperas como La Bohème, Lohengrin o Aida.

A partir de 1948, tras los sucesos revolucionarios de 1934 y la Guerra Civil, se abre una nueva etapa caracterizada por la representación de títulos del repertorio romántico italiano y francés, principalmente. 

Esta segunda época de la historia de la ópera en Oviedo, posibilitó la presencia en la ciudad de toda una generación de estrellas del bel canto.

Con la llegada del siglo actual se produce una profunda transformación, la gestión de la temporada se profesionaliza y la actividad operística se amplía en número de funciones.

Paralelamente se realiza un gran esfuerzo por mejorar la calidad global de los espectáculos: ampliación del período de ensayos, cuidada selección de las batutas y profunda renovación del apartado escénico, en consonancia con los criterios que rigen en los principales coliseos europeos. La vanguardia escénica ha estado representada por directores de escena como David McVicar, Robert Carsen, David Alden, André Engel, Philippe Arlaud, Mariame Clément, Gilbert Deflo, Giancarlo del Monaco y Tim Carroll o los españoles Emilio Sagi, Curro Carreres o Susana Gómez.

Como consecuencia de esta renovación escénica nuestros espectáculos han sido premiados por la crítica española, en la categoría de “mejor nueva producción” en varias ocasiones: The turn of the screw en el año 2006, Peter Grimes en el año 2012 o más recientemente el programa doble formado por El castillo de Barbazul/Cuatro últimos lieder.

Otro de los ejes de la nueva dirección ha sido la ampliación del repertorio con obras de Strauss, Janacek, Britten, Händel, Wagner, Monteverdi, Poulenc, Stravinsky, Gluck, Bartok o Golijov.

En el apartado vocal, siguiendo la gran tradición en el Campoamor, desfilan por nuestro escenario los más importantes solistas del circuito internacional.

Actividades complementarias

La oferta se enriquece con actividades complementarias en torno a la ópera: espectáculos específicamente diseñados para un público infantil, conferencias, encuentros ópera en la Universidad de Oviedo, Ciclo Cine de Ópera y Retransmisiones en directo y en pantalla gigante de algunas de nuestras óperas a más de siete poblaciones asturianas y a distintos barrios de Oviedo. Este empeño cultural continúa la rica tradición histórica de la ópera en Oviedo y contribuye a aumentar el prestigio nacional e internacional de nuestra ciudad y nuestra región.

Fin del contenido principal